martes, 12 de junio de 2007

◘"COMPARTIENDO PESPECTIVAS": 9

“Sólo por hoy de las palabras”

Sólo por hoy al único que tratare de mejorar es a mi mismo.
Sólo por hoy preferiré escuchar a hablar, perder mi tiempo con el hermano, a ganarlo haciendo cosas supuestamente importantes.
Sólo por hoy preferiré callar cuando me hablen mal del hermano o que aunque sea verdad lo que se dice de él.
Sólo por hoy evitaré criticar los defectos de mi hermano.
Sólo por hoy dejaré de atribuir a mi hermano motivaciones que solo son frutos de mi imaginación.
Sólo por hoy dejaré de repetir o comentar con otros, hechos cuya veracidad no me conste.
Sólo por hoy averiguaré con pasión la verdad de los acontecimientos para evitar o solucionar conflictos.
Sólo por hoy cuidaré la fama y el buen hombre de mi hermano como si se tratara de los míos, evitando la ironía, la descalificación y el mote.
Sólo por hoy alabaré la conducta de mis hermanos, destacando sus virtudes, que seguramente las posee.
Sólo por hoy, y solo si el bien común lo solicita, analizaré las conductas equivocadas de aquellos que obran mal, con algún hermano discreto y sabio, al que le duela tanto como a mi el pecado y sus calamitosas consecuencias sobre la paz de los gritos.
Mis palabras pueden ser tanto el detonador de pequeñas “guerras” domesticas como los constructores de un ambiente de alegría, armonía y paz.

Reflexión:

Algunas veces, nos damos cuenta que actuamos y pensamos guiándonos por opiniones o comentarios que nos llegan de los otros, pero, otras veces, no lo asumimos. Esas opiniones, generalmente, falsas, son perjuicios que se construyen a nuestro alrededor, y que nosotros adoptamos para determinar como es una persona. En algunas ocasiones, los perjuicios deforman la realidad y llevan a la discriminación, ya que, provocan en nosotros mismos cierta “igualdad compatible con uno”, es decir, uno busca encontrar en el otro rasgos y formas de ser, actuar o pensar semejantes a las de uno. Tal vez, por seguridad o comodidad o por simple gusto; pero son muchas las causas que pueden desencadenar en esto.
Antes de realizar un juicio, sin tener la información suficiente, podríamos juzgarnos a nosotros mismos y ver cuales son nuestras equivocaciones, para tener una visión mas clara de la realidad.
Aunque sea, solo por un día podríamos dejar de guiarnos por los comentarios de los demás o de meternos en la vida del otro; ya que seria preciso, que nos observemos y conozcamos a nosotros mismos, antes que a los demás.

Cinthia.

1 comentario:

Crisstian dijo...

Los PREJUICIOS son "discriminar" a una persona o algun objeto, sin tener la informacion previa necesaria o suficiente... Suele escucharse salir de la boca de aquellos que repiten lo que dicen los demas; de aquellos que la estructura de sus relatos se basa en las palabras de los demas... Uno tiene que ser uno mismo, y en el momento previo de juzgar al projimo, seria acorde poner un espejo delante suyo... Y admitirse uno mismo...